Vuelvo a tomar contacto con el blog después de mucho tiempo sin escribir, no por no tener de que hacerlo, sino por no tener las  ganas ni el ánimo para poder plasmarlo con palabras.images

Hay veces que a pesar de que escribiendo me libero y me desahogo no encuentro la motivación suficiente para sentarme en el ordenador y hacer lo que tanto me gusta que es escribir sobre lo que siento cuando nado. Las personas pasamos por momentos de euforia en el que todo fluye fácilmente y otros de bajón en el que te sientes atascada y lo ves todo negro. Esto último es lo que me ha impedido teclear en forma de palabras mis ultimas sensaciones y vivencias con el agua, pero aquí estoy de nuevo abriendo mi corazón a un público que en parte comparte mi afición por nadar en aguas abiertas.

Desde hace años mis hijos acuden a la Villa de Navia con ilusión y emoción de lo que supone hacer el Descenso en la ría y participar de los eventos que dicha villa ofrece a todos los nadadores y a todo el mundo que se acerca en esas fechas por la villa Asturiana.

Siempre digo que el que no ha ido a Navia no sabe lo que es vivir la natación en primera persona.

La esencia de la natación en aguas abiertas en el estuario de Navia, ha sido siempre el nadador que está en el centro de todo, que atrae los mayores esfuerzos de la organización, que centra la atención de toda una ciudad. El espíritu íntimo del Descenso de Navia es la profunda amistad entre nadadores y las gentes de la Comarca, unida por el paisaje de una ría en la que competir y a la que cuidar. El eslogan del Descenso lo dice todo:  – siempre el Agua, siempre los Amigos-. »

El año pasado yo no pude acudir y tuve que vivir desde casa el descenso , y éste año como las fechas cuadraban en cuanto se abrieron las inscripciones por Mayo me apunté a la distancia de 2400 metros esperando que llegase la fecha.

Las cosas a veces no son como uno quiere y cómo había empezado a trabajar en un supermercado hacia poco y el sábado y el lunes tenia turno me era imposible ir desde el viernes de acampada con la familia .

featuNAVIAApenada por no poder ir a la esperada cita me encuentro con la llamada de un amigo de toda la vida y compañero durante dos años de entrenamientos en la piscina diciéndome que el iba y venia en el día a Navia y que me llevaba y traía sin problema. En un principio le dije que no porque esa semana desde el lunes había estado con problemas gastrointestinales, no había entrenado mas que un día y el nuevo trabajo me tenía un poco descolocada aun. Con todo eso en mi mente negativa el día de la llamada di por echo que no nadaba Navia y así lo puse en las redes sociales con pena.

Pero a veces también te cambian los planes y alguien te dice que vayas, que si no lo nadas lo disfrutes y que total no tienes nada que perder, así que llamé a mi amigo y le dije que viniese a buscarme a casa que iba con el.

Otra sorpresa mas me esperaba cuando una llamada de mi hija  la tarde del sábado me dice que al ir a buscar el dorsal en la lista de los 2400 metros yo no estaba apuntada, sino que estaba apuntada en el de 5000.

¡ No podía ser! me había  equivocado al inscribirme, yo no había nadado esa distancia en ninguna travesía, estaba alucinada de mi error, y no sabia que hacer.

Quizás soy una valiente o mas bien una inconsciente pero era un reto nadar esa distancia.

A la noche preparé la mochila con todo lo necesario y muy nerviosa me metí en la cama para descansar y ver a la mañana siguiente lo que iba a hacer.

Me vinieron a buscar a la hora prevista y mi amigo Ramón junto con mi otro amigo Txifon se sorprendieron cuando les dije a que distancia estaba apuntada. Pensé que me iban a decir que no la nadase, que era mucho o que me lo pensase en el camino , pero fue todo lo contrario.Me animaron diciendo que la hiciese, que la ria iba a tirar y me iba a ayudar que iba a ser como nadar los 3000 en Zarautz, así que fue convencida de nadarla porque también un grande de éste deporte como Victor Gonzalez me había animado desde Facebook a ir y disfrutar de la prueba.

El viaje a Navia desde Bilbao dura unas 4 horas con alguna parada para beber y hacer pis y entre paradas y conversaciones amenas con dos asiduos a travesías de  grandes distancias como lo eran mis compañeros de viaje llegamos al destino a las 15.20 de la tarde.

En cuanto pones un pie en el pueblo algo mágico ocurre. Te contagias de ese ambiente Naviego, te invaden las ganas de que llegue el Descenso, suenan las gaitas en tu cabeza y recuerdas el ultimo año que estuviste allí, en la ofrenda , en el pasacalles , es algo especial , o quizás yo que soy una sentimental lo siento así.446722745_86750

Yo me quede en el camping donde estaba mi familia desde el viernes  y mis compañeros se fueron a comer algo ligero antes de nadar….unas fabes y un guisado asturiano,  lo ideal antes de nadar un 5000, los de Bilbao somos así. Quedamos en vernos en los autobuses o en la salida del 5000.

Tocaba abrir el sobre con el dorsal y ponerse las pegatinas tan chulas que luego cuesta un huevo quitar. Mi dorsal era el 973, me gustó no era el 666 que me tocó en una travesía en Ondarroa. 439639203_323832

Lo primero que me dijo mi hija cuando me vio con las pegatinas fue:

–¿LA VAS A NADAR?…..Estás loca.

Yo le contesté :

– Pues si, venir aquí para no hacerla es de bobos y además si me encuentro mal ya levantaré la mano y me sacarán en algún barco o bote cual ballena varada.

Así pues con el bañador puesto y las pegatinas colocadas me puse un niky encima y con mi mochila ( que pesa una tonelada de todo lo que llevo por si acaso y nunca uso) me dispuse a ir al autobús. Desde el camping a paso ligero hay unos 15 minutos andando y el sol pegaba con ganas, cosa de agradecer porque si llueve o hace frío la espera en la salida debe ser mortal( yo no lo he vivido pero me lo han contado).

Por el camino me entraron ganas de todo, de hacer pis , de hacer pos, de beber, me dolía la tripa de nervios, porque aunque yo no me juego nada mis mariposas me acompañan siempre en todas las pruebas que nado.

En el camino al autobús se pueden ver las innumerables personas que van con sus mochilas a hacer lo mismo que tu. Reconocí a muchos nadadores/ as que sigo y me siguen en las redes sociales, vi a varias de las selecciones que habían participado el día anterior en la Copa LED, flipé con la cantidad de gente que iba a nadar el 5000 , nadadores reconocidos y consagrados y otros gente normal como yo que simplemente amamos nadar.448416486_89059

Hay que decir que la organización en Navia es de 10 y todo el pueblo se volcó en que todo salga a la perfección. En la explanada nos pusimos a esperar a los autobuses que nos llevarían 5km ría arriba. Las chicas montamos primero ya que nuestra salida era a las 18: 45 , antes que los chicos  y el primer autobús salía a las 17: 15. Me senté junto a mi hija Itxaso que ya era una veterana en esta travesía e iniciamos el recorrido según ella por otro lado diferente al de otra años, pero que a mi me pareció sumamente idílico y precioso, entre el monte y arboles a cada lado.

El trayecto dura unos 15 minutos y cuando llegas allí sabes que no hay vuelta atrás ,  si quieres volver al pueblo debes nadar los 5km hasta llegar al puerto.

Según iban llegando los autobuses aquello se iba llenando de gente y se iba notando el ambiente tan especial que se respira en esa situación previa a la travesía. Se oyen risas, cánticos, se van formando grupos de amigos, las selecciones participantes se van preparando y los nervios por mi parte no me dejan ser la Ainhoa habladora y dicharachera que soy fuera de las pruebas.

Me siento en una sombra bajo un árbol esperando el momento de darme la vaselina y ponerme el gorro y las gafas, pero aún es pronto, y no quiero precipitarme, así que observo a mi hija y cuando ella empiece a prepararse  lo haré yo. Quiero que el tiempo pase mas rápido que den la salida porque se que una vez en el agua todo se calmará. Entre risas y voces me encuentro con un gran nadador de Zaragoza que hacía un año no veía. Es un gran nadador y sobre todo gran persona  y hablar con el me relaja un poco. Es curioso que este hombre“PATO” como le conocen,  nade siempre sin gafas y sin gorro…me parece increíble, sobre todo el nadar sin gafas.

Poco a poco veo como los nadadores allí reunidos se  ponen sus bañadores y mi hija se prepara también , momento en el que yo lo hago a su vez. Siempre me han dicho que donde fueres haz lo que vieres así que como el bañador lo llevaba ya puesto saco el bote de vaselina y aprovechando que mi hija tiene los guantes puestos le pido que me unte bien en todas las zonas donde me puedo rozar.

No falta ya nada y guardo todo lo que no necesito en la mochila para entregarlo en la furgoneta que la llevará a la meta junto con las demás.

Me siento asustada, tengo miedo a no acabar, a fracasar y tener que salir del agua  por frío, porque decían que el agua estaba a 16º y “ostras” eso es  el peor enemigo en 5 km , la hipotermia.

Pienso mientras vamos unos metros hacia la salida que que hago allí, que he pasado una semana horrible de vomitos , falta de sueño y cansancio. Mi cabeza me dice que no tengo porque demostrar nada a nadie, pero mi corazón,on me dice que si no la nado me arrepentiré. Miro a mi alrededor y dejo que las nadadoras de la élite se posicionen en primera fila, no quiero empujones ni patadas, ya me tiraré al agua cuando ellas estén dando sus primeras brazadas. El juez de la prueba nos reúne a todas y nos da las indicaciones pertinentes recordándonos que tenemos que tocar el penal en meta con la mano donde llevamos el chip, porque si tocamos con la otra podemos ser descalificadas. A mi eso me da un poco igual solo quiero llegar. Entre tanta gente reconozco y saludo a Agurtzane Domingo una gran nadadora que realiza retos y travesías de larga distancia y que es muy conocida en este medio acuático.

Ya está , ya no queda nada , mi corazón late tan rápido que oigo sus latidos en mi cabeza e intento respirar hondo para bajar pulsaciones. Un pitido largo es la señal seguida de un preparados que no llego a oír cuando todas se lanzan al agua delante de mi. Mi hija está en primera fila y mentalmente la deseo suerte, se que lo hará genial. Para cuando quiero darme cuenta estoy ya en el agua entre hierbas de la ría y manos y cuerpos a mi alrededor.

Lo primero que pienso es:

– Joder! el agua está buenísima! ¿16º dicen?  !ni de coña!, por lo menos de frío no iba a retirarme.

Las primeras nadadoras ya van muy por delante , y yo poco a poco empiezo a respirar y a nadar tranquila, sin agobios, sin presión, ya está, ahora nada Ainhoa, disfruta , relájate, brazada a brazada llegarás al puerto , tu puedes, la ría ayudara, sólo tienes que disfrutar.

Todos esos pensamientos cruzan en segundos por mi cabeza mientras cojo mi ritmo de buque y nado. Estoy en un grupo de mujeres  e intento ir con ellas, algunas sin nadar bonito ni técnicamente bien, deslizan con facilidad y me pasan.

! Que coraje me da eso!, pero es lo que hay, tendré que volver a clases y perfeccionar el recobro y la patada, porque metros ya hago y fondo tengo, pero claro, tengo que llegar y que haya gente esperándome, no voy a estar hasta la noche en el agua.

Es impresionante ver la claridad de la ría, las piedras del fondo haciendo un perfecto mosaico, los peces pasando a centímetros de mi piel, los árboles que en cada respiración veo pasar  y el cielo azul que me acompaña. Es un  recorrido precioso.

Me orillo a la derecha, eso me ha dicho la gente, nada por la derecha y la ría te ayudara.

Voy pasando cada vez mas rápido, creo que noto la corriente, pero estoy muy orillada y no tengo mucho caudal, me voy un poco mas al medio y veo los barcos de apoyo que en todo el trayecto nos acompañan. Mientras nado veo a otras nadadoras delante de mi, no estoy sola y eso me tranquiliza.No se cuanto tiempo llevo nadando pero reconozco parte del paisaje, veo el puente blanco de la entrada de Navia y se que desde allí solo falta 1´5 km hasta la meta.

Me paro un poco algo me molesta en el bañador, son hojas que se me van metiendo por el escote del bañador y me pican, las saco , me aprieto mas las gafas y sigo. Creo que voy sola, voy ultima pero no me vengo abajo.

Venga Ainhoa, venga valiente, me voy animando yo sola, no queda nada, lo vas a conseguir, tu puedes, estas a nada de llegar.

Canto una canción de Ed Sheeran que me ha enamorado desde que la oí ”Perfect Love” y pruebo a cambiar de ritmo y apretar un poco a ver si soy capaz de alcanzar a un grupito que tengo delante, pero ellas son más rápidas que yo.

No pasa nada, sigue a tu ritmo, respira y estira, respira y estira me voy marcando en mi cabeza.Levanto un poco la vista y ya estoy en el ultimo puente antes de entrar al puerto. Puedo ver a la gente en la orilla animando y oigo sus gritos de aliento a los que estamos en el agua.

Los últimos metros se hacen eternos, pero intento no perder el ritmo, y seguir nadando. Al entrar en los últimos metros ya dentro del puerto se nota que la corriente no ayuda, aquí hay que nadar sola para llegar y por detrás de mi llegan chicos que sin verme me arrollan y pasan casi por encima para tocar la meta.

Me paro un momento y miro la ansiada llegada, y veo a la gente, y a los jueces de blanco tomando nota de los dorsales. Toco con mi mano derecha en el marcador y casi me entran ganas de llorar de la emoción.

Lo hiciste Ainhoa!, has nadado tu primer 5000 y ha tenido que ser como no en NAVIA.

Es gracioso como una vez llegas aun mojada te devuelven los 10 euros que pones para el chip al coger la inscripción. Me meto los 10 euros en el bañador y con la otra cojo un chocolate caliente que me ofrece un niño en la escalera . Sonrío al ver a mi hija esperando para sacarme una foto y decirme:

_ La has acabado eh ama?.

Pues si, la he acabado y no se en cuanto tiempo pero es lo de menos.

1532910475867

Me voy a la ducha porque mis compis están esperando ansiosos para comer el bollito preñado que nos dan a todos los participantes para reponer fuerzas porque además hay que volver a Bilbao y son 4 horas de viaje.

Ya dispuesta a irme me encuentro con Victor Gonzalez que me da un gran abrazo y al que conozco en persona después de habernos conocido por Facebook. Nos hacemos una foto y después de hablar un rato me uno a mi cuadrilla y familia para comer el pollito. Que maravilla estar con gente tan maja como Antonio Salguero del MUS DE SOPELANA y su mujer Susana asiduos a esta travesía hace años.

Que estampa mas bella de los nadadores comiendo en el suelo en círculos hablando y riendo. Estos momentos son los que hacen que merezca la pena atreverse y tirarse al agua.

Estoy convencida que me hubiese arrepentido de no ir.

No podíamos acabar el día sin bebernos unas cuantas botellas de sidra y de mirar por internet los tiempos.

Me sorprendo cuando Ramon me dice que he tardado 1hora y 16 minutos, pensaba que haría mucho más. Llegué la última de las mujeres, y ¿que?….disfruté.

Toca despedirse de los amigos y la familia y montar en el coche de vuelta a casa que el lunes toca trabajar.

No podía estar mas feliz y orgullosa de mi primer 5000 en unas condiciones físicas y mentales no muy favorables.

Menos mal que yo no conduzco porque poco a poco caigo en un dulce sueño pensando en lo vivido y sonrío y sólo abro los ojos ya llegando a casa a las 2.20 de la mañana.

Gracias a los que me animaron a ir a Navia a nadar y gracias también a los que prudentemente conociendo como había pasado la semana me recomendaron no nadar.

Yo acepto y escucho los consejos pero solo yo soy dueña de mis actos y decido que es lo que realmente me va  a hacer feliz y desde luego decidí lo mejor….NADAR EL DESCENSO EN MI QUERIDA NAVIA.

El año que viene espero estar mas preparada y motivada que este año y espero poder ir desde el viernes a disfrutar de la Villa y de sus gentes

SIEMPRE AMIGOS, SIEMPRE AL AGUA

https://championchipnorte.com/resultados/lxi-descenso-a-nado-de-la-ria-de-navia-8-etapa-copa-espana-aguas-abiertas/recorrido-de-5000-metros-masculino/7?of=tiempo&search=

Organizador

Ria de navia
Email:
asociacion@rianavia.com
Pagina Web:
www.rianavia.com
Distancias:
5.0K / 2.4K / 1.1K

#RiaNavia18

 

Anuncios