Ha acabado otra temporada, otro año más a la espalda. Pero este año no ha sido igual. Esta temporada es la que más me ha hecho amar la natación, saber que estoy en la piscina por algo más grande que un equipo. Voy a soltar un tópico, pero esto es más que un equipo, es una gran familia. Y en la familia se discute, se llora, sufrimos altibajos, y aun así ahí seguimos, cada día en cada entrenamiento, no queremos dejar a nadie atrás, no queremos que nadie se venga abajo. Somos uno, dentro y fiera del agua. Y no lo digo por decir…

Para unos seré una veterana de la piscina, porque, sí, con 20 años eres mayor. Para otros sigo siendo una cría en comparación. Con más o menos años de experiencia, puedo decir sin ninguna duda que he vivido la mejor temporada que recuerdo hasta ahora. No digo que vaya a ser la mejor, espero que todavía pueda seguir contando muchas batallitas más, pero Mataró creo que nos marcó a muchos. No he visto a un equipo más unido en mi vida. Cada prueba la vivíamos como si todo el equipo estuviese en el agua. De una forma u otra lo estábamos. Nos dejamos la piel, la voz y el alma en aquella piscina. Aunque las chicas estábamos lejos de ascender, nuestros chicos estaban en la pelea, hasta la última jornada. No puedo estar más orgullosa de ellos, un tercer puesto que supo a gloria. Sí, claro que ascender hubiera sido LO MÁS, pero ¡ES UN TERCER PUESTO J****! Seguiré recordando cada prueba que nadé a la perfección, y también aquella carpa llena de gente con los brazos en alto.18402297_10213158911388156_7928721583998938996_o

Algunos hemos terminado con el Campeonato de Euskadi, que después de un exitoso Campeonato de Bizkaia nos coronamos campeones de Euskadi en conjunta. No podía imaginar mejor final para la temporada, llena de competiciones de infarto y muchas mejores marcas personales. Sigo flipando con mis tiempos realmente, hace años pensé que yo ya había hecho todo en la natación, que había entrenado y eso serían mis mejores marcas. Realmente me creí eso que me dijeron que aspiraba a demasiado y que me ponía metas muy altas. Efectivamente se equivocaron conmigo. Y no tendré mínimas de España, pero os voy a contar un secreto, HAY NATACIÓN MÁS ALLÁ DE LAS MÍNIMAS. Y eso no significa que sea conformista, nunca lo he sido y lo he demostrado, solo que estos últimos años he disfrutado de la natación como nunca y ojalá pueda seguir haciéndolo muchos años más.

Para terminar quería dar las gracias a Getxo IW, por dejarme formar parte de esto, a Beñat, por su paciencia (os lo creáis o no) y su inconformismo, a Marta porque sin ser del Judizmendi cuenta conmigo (aunque tenga que hacer muchas piras durante el año) y a cada uno de mis compañeros de equipo, porque no pueden ser mejores.

Anuncios